Consejos para mantenerse bien hidratado

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Consejos para mantenerse bien hidratado

Para mantener una correcta hidratación, sólo tienes que seguir unos sencillos consejos:

  • Bebe entre dos y tres litros de líquido repartidos a lo largo del día.
  • Si no eres muy aficionado a beber agua, y para no aburrirte, puedes combinar los tipos de líquido: zumos, caldos, batidos, refrescos, infusiones, café… así te resultará más fácil cumplir con el objetivo.
  • Es importante que no pases mucho tiempo sin beber, sobre todo si vas a estar al aire libre y expuesto al sol, así que si piensas pasar toda la mañana haciendo deporte en la playa, o simplemente tostándote al sol, lo mejor es que lleves una pequeña nevera portátil con agua y refrescos.
  • Vigila que los niños tomen suficientes líquidos; cuando están enfrascados en sus juegos, o se lo están pasando bomba en el agua, suelen olvidarse de todo.
  • Evita salir en las horas de máximo calor. De doce a cuatro lo mejor es permanecer a la sombra, o en lugares frescos y ventilados; puedes aprovechar para dormir la siesta, una costumbre muy saludable.
  • Si practicas algún deporte o realizas algún esfuerzo físico, aumenta la ingesta de líquidos. Lo mismo si sudas más de lo habitual a causa del calor, la humedad…
  • Limita la ingesta de bebidas con contenido alcohólico porque el alcohol tiene un efecto deshidratante. La cerveza puedes tomarla sin alcohol, y rebajar la sangría y el ‘tinto de verano’ añadiéndoles bastante hielo. En cualquier caso, no sustituyas el agua, los zumos y los refrescos por este tipo de bebidas aunque te atraiga más su sabor.

Beneficios de una correcta hidratación

  • Si están correctamente hidratados, todos los órganos de nuestro cuerpo -riñón, hígado, corazón, estómago, piel…- funcionan mejor.
  • Se orina frecuentemente, lo que favorece la eliminación de toxinas.
  • Al orinar más, también se reducen las posibilidades de sufrir infecciones urinarias, y de que se formen arenillas o cálculos en el riñón.
  • Se favorece la motilidad intestinal, previniendo el estreñimiento.
  • Además, las heces son más blandas y esponjosas y, por lo tanto, más fáciles de expulsar, lo que evita la aparición de hemorroides por esfuerzo o heridas por laceración.
  • La sangre se encuentra más diluida, y los nutrientes se distribuyen mejor por el organismo.
  • La piel mejora su aspecto y lozanía.

Compartir Empresa

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

EMPRESAS DESTACADAS

Ir arriba